El   viernes 31 de mayo en el Instituto Canossiano Nuestra Sra. de la Salud se realizó la Jornada de Talleres escolares “CONECTAR-SOLTAR-VOLAR”,   organizados   por   la Pastoral   Juvenil   Canossiana,   participaron    80   alumnos. El   sábado   1   de   junio   se   repitió   esta   experiencia   para jóvenes   de   grupos   juveniles   y   otras   escuelas   de   Jardín América. El viernes 14 y sábado 15 de mayo se realizó en la Morada de   María   la   Jornada   de   Espiritualidad  “¿Quién   soy?”, participaron 29 jóvenes de Jardín América y  Posadas. Les   dejamos   algunos   testimonios   y   vivencias   de   estos encuentros que cuentan la alegría de encontrar la Luz de Jesús en y con otros jóvenes:

 – Hola!   Me   pareció   hermosa   la   experiencia,   en   todos   los momentos   siempre   hubo   una   excelente   atención,   esto quiero destacar, ya que siempre había buena predisposición y  una  sonrisa  en  la cara del grupo tanto de la pastoral, como de las madres,  y de los que ayudaron en la cocina. La   temática   de   las   máscaras,   junto   con   las   preguntas personales   y   la   adoración   me   hicieron   re6exionarmuchísimo   sobre   mi   vida   y,   sobre   todo,   encontrarme conmigo   misma.   La   verdad:   ¡qué   hermosa   toda   la organización!   Y…   ¡felicitaciones   por   el   empeño   y   todo   el esfuerzo   que   pusieron   todos   para   que   salga   este   retiro! (Rocío Román)

– La experiencia de sentirte escuchado nunca falta. Ahora sé que los problemas tienen soluciones, distintas, solo hay que saber   elegir. (Eliser Mendoza)

 – Desde ya ¡muchísimas gracias por todo! La verdad nadie había sido tan atento así a todas mis dudas, problemas u otra situación de vida… Este   encuentro   me   ayudó   a   darme   cuenta   de   lo   muy importante   que   es   conocerse   a   sí   mismo   para   poder conocer a los demás y así acercarme a Dios en todos los sentidos. Un encuentro como este, lo volvería a repetir una y otra vez, sin duda. Quiero decir que fue  una  experiencia super piola… onda, fue   la   primera   vez   que   iba   a   una,   y   la   verdad   que   me pareció   increíble. Jamás pensé que me iba a gustar, ANTES era de esas chicas que no se acercaba a Dios. Pero esta oportunidad me ayudó muchísimo   a   encontrarme   conmigo   y   bueno, a   poder abrirme acerca de mis problemas… me hizo re6exionar acerca de mi vida y lo que estaba haciendo mal y a darme cuenta de que no estoy sola, también a poder liberarme de algunas preguntas que me hacia todo el tiempo y de poder desahogarme y sentirme escuchada y querida por muchos. (Anna Nordfors)

– qué   decir!…   Resumiendo   todo:     me   encantó,   cada detalle, la buena onda de todos, el acompañamiento de los organizadores y Madres Canossianas. En un momento me sentí re mal por una situación que me hizo personal, sin embargo, los jóvenes de la organización se me acercaron y me ayudaron a recomponerme y a estar bien. La adoración al Santísimo fue muy reconfortante. La   comida,     riquísima…   todo,   todo,   todo   muy   bello   y especial. Felicidades a todo el equipo y ojalá se repita (Cele Batirola)

 – La experiencia de participar en el encuentro fue muy linda sentirse   escuchado   y   querido   por   los   demás   es   muy hermoso y me ayudó a ver que todas las personas tienen obstáculos en la vida;   también, a no sentirme solo. (José Aguilera)

 – Seguimos caminando con el gozo de saber que Cristo Vive y nos   quiere   vivos…   para   vivir   conectados     al   Corazón   de nuestro   Amigo   Jesús,   soltar   aquello   que   no   nos   permite seguirle y dejar que el vuelo de nuestros sueños se haga realidad. Si querés saber más sobre nuestros talleres Canossianos… escribinos! Y seguinos en las redes…