“La mañana fue inclusiva, linda, comprensiva y reflexiva. Inclusiva, porque todos participamos. Comprensiva porque nos supimos escuchar y ayudar entre nosotros. Reflexiva, por los videos que nos mostraron, para que nos demos cuenta de la realidad que estamos pasando.»
Valentina

“La mañana estuvo buena sirvió para concientizarnos acerca de ciertas cosas y hablar sobre nosotros y lo que nos pasa”
Genaro

“El viernes disfrutamos de la convivencia porque fue un día distinto, donde pudimos reflexionar y conocernos a nosotros mismos y a los demás. Nos recibieron con comida y mate, pusieron música y nos trataron bien en todo momento”
Zoe

“El viernes 28 tuvimos una convivencia, ambos sextos, talleres que tenían tres lemas “conectar”, “soltar” y “volar”. De mi punto de vista el taller de “conectar” sirvió mucho, en lo personal, para escucharme a mí misma o capaz ponerle nombre a cosas que sentía y no sabía que eran y el video de conexión real, fue un mensaje fuerte, sucede hoy en día y me di cuenta de un montón de momentos perdidos.

El taller “soltar”, que lo tomaron con la iniciativa de juegos, que consistía en descargar esas cosas que nos dimos cuenta que sentíamos en el primer taller. Me gustó el juego de “pluma o plomo”, consiste en que ellos (las personas a cargo) nombraban situaciones puntuales y teníamos que ponernos en pluma (liviano, no me afecta) y plomo (me pesa), y me di cuenta que cosas que tomaba como plomo en realidad eran pluma en mi vida, tomando en cuenta los casos que nos dimos cuenta en el primer taller de conectar.

En el último “volar”, fue el cierre, más reflexivo, con un video muy fuerte y aprendí que hay que vivir y no sobrevivir, vivir y disfrutar todos los días como si fueran los últimos, podemos ser normales, tener todo pero que algo se “apodere” de la vida y tener un fin pautado y quizás ahí recién entiendas  lo que es “vivir o sobrevivir”.
Jazmín