En el Barrio Sagrada Familia las hermanas canossianas avivan la luz de la esperanza entre las familias más necesitadas y ofrecen un estilo educativo promocional y preventivo. Apoyemos su proyecto, donando tiempo y recursos materiales. ¡Cristo está vivo y nos quiere vivos para llevar su alegría!